Una vez que son retenidos, los vehículos se trasladan hacia el Palacio de Los Deportes, ubicado en el Parque 9 de Julio.


Desde este viernes, la Policía de Tucumán, con el fin de garantizar el cumplimiento de la cuarentena obligatoria, intensificó los controles vehiculares a fin de detectar a quienes transgreden la prohibición de desplazarse por rutas, vías y espacios públicos, establecida en el decreto presidencial para prevenir la circulación y el contagio del virus COVID-19.

“Se está disponiendo la inmediata detención de los vehículos que circulen en infracción a lo dispuesto en el decreto presidencial y se procede a su retención preventiva a fin de evitar el desplazamiento de los mismos, para salvaguardar la salud pública y evitar la propagación del virus”, explicó el Subdirector de la Dirección General de Prevención Ciudadana, Jorge Mastafá.

En ese sentido, Mastafá supervisó uno de los puestos de control dispuesto este viernes en la zona de la Plazoleta Dorrego. Por otra parte, una vez que son retenidos, los vehículos se trasladan hacia el Palacio de Los Deportes, ubicado en el Parque 9 de Julio.

Allí, personal de la Dirección de Seguridad Vial se encarga de realizar el registro en libros de Actas, habilitados legalmente. En tanto, los conductores, es decir, los ciudadanos que no cumplieron con la cuarentena total, son aprehendidos y puestos a disposición de la Justicia provincial en el marco de los artículos 205 y 239 del Código Procesal Penal.




Comentarios