El vicegobernador Osvaldo Jaldo, a cargo de la gobernación, firmó el decreto correspondiente. Reunión con representantes del sector.


Por el coronavirus el gobierno de la provincia dispuso a partir de las 00 de mañana y hasta el 31 de marzo, el cierre de bares, restaurantes, confiterías y afines y de todo otro local comercial de elaboración o venta de comidas. La disposición se conoció, a través de un decreto, que firmó el vicegobernador Osvaldo Jaldo, a cargo de la gobernación. El gobernador Juan Manzur se encuentra en Buenos Aires para participar, a las 17, del encuentro de los mandatarios provinciales con el presidente de la Nación, Alberto Fernández.

En la resolución se indica que “todos los comercios antes mencionados sólo podrán mantenerse abiertos para la preparación y venta de alimentos bajo la modalidad de “delivery” o retiro del local, sin permanencia”.

Jaldo destacó que “el virus no circula solo, circula en el cuerpo del ser humano, es decir, que en la medida que nos quedemos en nuestras casas, no hay duda que hay menos probabilidades que el virus llegue y circule en la provincia”. En horas de la mañana Jaldo mantuvo una reunión de trabajo con los empresarios Héctor Viñuales, representante de la Cámara de Turismo y Ernesto Gettar, de la Cámara de Hoteleros, bares y afines. Además asistieron legisladores e intendentes.

En esa ocasión el vicegobernador precisó que “la concientización y la responsabilidad social es una cuestión de todos. Evitar la circulación por bares, restaurantes y hoteles va a ser una herramienta más en esta situación que se está viviendo a nivel global”.




Comentarios