La resolución firmada por el rector, José Ramón García y el secretario General, José Hugo Saab se conoció esta tarde. Habrá clases virtuales.


Por la situación epidemiológica la Universidad Nacional de Tucumán suspendió preventivamente “las actividades académicas, administrativas, de investigación y extensión”, mediante una resolución difundida esta tarde. La medida incluyen “la suspensión de plazos administrativos de cualquier índole” a partir de hoy y hasta el 31 de marzo próximo.

La disposición firmada por el rector, ingeniero José Ramón García y el secretario General, José Hugo Saab, aclara que “las medidas dispuestas en la tienen carácter provisorio y son susceptibles de ser ampliadas, cambiadas y actualizadas en función de la evolución de la situación epidemiológica, con fin de garantizar la salud de la comunidad universitaria y la población en general”.

En la parte resolutiva se indica que se mantendrán “los servicios básicos necesarios que posibiliten el desarrollo habitual de las actividades indispensables”. En cuanto a los docentes indican que deberán “organizar la labor que desarrollan con los estudiantes de manera virtual”.

El personal no docente “deberá mantenerse a disposición para el cumplimiento de sus tareas en caso que fuera necesario, bajo la modalidad remota o presencial con los recaudos pertinente para el caso”.

También precisa que “se deberán observar los procedimientos de limpieza y desinfección de los edificios, garantizar las medidas de protección y seguridad”. En cuanto al Centro de Elaboración de Medicamentos dependientes de la Facultad de Bioquímica, Química y Farmacia y la Acción Social de la Universidad Nacional de Tucumán, (ASUNT), deberán incorporarse a la dinámica de los servicios de atención de la salud. Con referencia a la “Reserva Universitaria de Horco Molle y demás dependencias que cumplen taras similares, deberán preveer la continuidad de los servicios esenciales de mantenimiento que son de su incumbencia”.




Comentarios