Así lo informó el subdirector del Área Programática Oeste, Juan Manuel Zelarayán.


El subdirector del Área Programática Oeste, Juan Manuel Zelarayán, ofreció detalles acerca de los servicios y especialidades que brinda el centro sanitario de El Mollar. La localidad, que se encuentra en Tafí del Valle, a 103 kilómetros de San Miguel de Tucumán, se prepara para la recepción de un significativo número de turistas.

Como todos los años la Policlínica de El Mollar, a cargo de la licenciada Mirta Tolaba, refuerza su cartera prestacional para recibir grandes afluentes de turistas que visitan la villa veraniega en búsqueda de una experiencia natural, gastronómica e histórica.

“Todo el año se trabaja pero en épocas de alta demanda de turismo reforzamos la labor. Actualmente en El Mollar contamos con servicio de pediatría 3 veces a la semana los días lunes, miércoles y viernes a la mañana; oftalmología los días lunes y martes, guardia médica con refuerzo de enfermería los 7 días de la semana y profesionales médicos de refuerzo los días viernes y sábados”, comentó Zelarayán.

El referente explicó que durante los primeros meses del año las consultas en el servicio se triplican. El Mollar tiene una comunidad de 3.000 habitantes permanentes y en época turística el número asciende repentinamente hasta los 13 mil.

Respecto a las enfermedades por las que se realizan más consultas, el profesional destacó las respiratorias, que se originan generalmente por los bruscos cambios climáticos que van desde el calor matutino al pronunciado frío durante las noches, y en segundo lugar se encuentran las patologías gastrointestinales.

En lo que respecta a emergencias y traslados la policlínica cuenta con un móvil al cual se suman dos más que se encuentran en el hospital de Tafí del Valle. 

En última instancia, si la patología no pudiera recibir la respuesta necesaria en Tafí, se realiza la derivación correspondiente a un centro de la capital. Tafí del Valle tiene un muy bajo porcentaje de derivación, tres por ciento de las consultas, que en su mayoría se deben a politraumatismos y trabajos de parto que por normativa no se pueden realizar en el hospital.




Comentarios