Si bien el triunfo de Manzur para gobernador no admite discusiones, varias bancas para la Legislatura provincial y algunos lugares en los concejos deliberantes se están definiendo por pocos votos.


Este miércoles, comenzó el escrutinio definitivo de los comicios realizados en Tucumán el pasado domingo, en la sede de la Junta Electoral Provincial, bajo la mirada de los apoderados de la mayoría de los partidos que participaron en el proceso que terminó con la victoria del actual gobernador, el peronista Juan Manzur.

Por su parte, el vocero Carlos Amaya, expresó que la tarea se desarrollará de lunes a viernes hasta completarse el recuento, que se estima durará entre “15 y 20 días”.

El recuento final arrancó con las 315 urnas de las mesas cuyos telegramas no pudieron cargarse en el provisorio, y con aquellas que fueron observadas por la Junta por presentar inconsistencias o no cumplir formalidades mínimas.

Una vez concluido el conteo de esas urnas, se continuará con las restantes, de acuerdo con lo informado por la Junta que está integrada por Daniel Posse, Washington Navarro y Estela Giffoniello. En tanto, algunos apoderados adelantaron que solicitarán la apertura de las urnas que consideran puedan tener alguna irregularidad, pero aún no se tomó esa medida.

Es que si bien el triunfo de Manzur para gobernador y de la totalidad de los intendentes no admite discusiones, varias bancas para la Legislatura provincial y algunos lugares en los concejos deliberantes se están definiendo por pocos votos.

El recuento provisorio finalizó con 3.320 mesas escrutadas de las 3.635 habilitadas (91,33%) y el gobernador Manzur se impuso con 458.857 votos (50,13%) contra los 184.004 (20,10%) que sumó Silvia Elías de Pérez (Vamos Tucumán).






Comentarios