Fue en el marco del segundo aniversario del asesinato del joven.


El domingo pasado no fue un día más, o por lo menos no lo fue para una familia. El 19 de mayo, de hace dos años, Matías Albornoz Poccinetti fue asesinado. El joven, que por ese entonces tenía 16 años, quiso defender a un compañero de una agresión y terminó recibiendo una puñalada, que horas más tarde le costaría la vida.

Lejos de los ruidos de una marcha, sus ex compañeros optaron por realizar un festival autogestionable para homenajear al joven, bajo el lema: “A través del arte, gritamos no más violencia”.

El acto se desarrollo en la Usina del Bicentenario, y contó con intervenciones artísticas, bandas musicales y feria de artesanos.

Al evento asistieron ex compañeros y familiares de Matías, alumnos del Gymnasium, aunque también se acercaron cientos de personas hasta el lugar, que eligieron una forma un poco más “alegre” para recordar a Matías.




Comentarios