A través de las redes sociales de la madre de la víctima, se hizo pública la noticia de que un efectivo policial oriundo de la Localidad de Gonzales Chaves y que brinda servicio en el destacamento de Tres Arroyos ejerció violencia de género contra su pareja, golpeándola en reiteradas oportunidades y hasta amenazándola de muerte.

Debido a esta publicación que trascendió en el día de hoy, desde la Estación Policial de Seguridad Comunal Tres Arroyos, se comunicó que se recibió una denuncia el día 24 de febrero en la Comisaría de la Mujer y Familia que dio origen a las actuaciones pertinentes por AMENAZAS AGRAVADAS E INFRACCION LEY 12.569 resultando denunciante POLIERO GLADYS AZUCENA e Imputado VALDEZ NICOLAS MARIO (efectivo policial), con intervención de la U.F.I.J. Nro. 06 Dra. Ramos Natalia del Departamento Judicial de Tres Arroyos.

También informaron que se iniciaron actuación Administrativas, con intervención de la Auditoria General de Asuntos Internos de La Plata, quien resolverá la situación del personal policial involucrado en los hechos- No obstante a ello; conforme a la ley y protocolos vigentes, se procedió al retiro del arma reglamentaria del efectivo policial imputado y en la actualidad se encuentra de licencia. Se aguarda resoluciones tanto de la justicia ordinaria como así también de la Auditoria Asuntos internos.

Nicolás Valdez tiene denuncias previas por violencia de genero y pese a eso aún continúa brindando servicio en la fuerza policial.

Gladys Poliero madre de la víctima dialogó con Vía Tres Arroyos para brindar detalles de lo sucedido y del calvario que vive a diario su hija, quien también es policía.

Poliero expresó: “Hace casi tres meses que mi hija se puso en contacto con este chico, durante el primer mes la relación fue normal pero después empieza con las agresiones psicológicas y físicas, no la dejaba sola nunca y la presionaba para que no pueda dialogar con la familia”.

“El martes a la una de la mañana el ex marido de mi hija (padres ambos de una niña de 7 años) me avisa que recibió un mensaje de ella diciéndole que Valdez le “había hecho cosas feas.” Yo me acerqué hasta la casa de mi hija pero no quiso hablar conmigo porque dijo que le daba mucha vergüenza. Al día siguiente decidí ir a buscarla a su trabajo en la Caminera, desde la seis de la mañana comencé a recibir mensajes de mi hija para que le diga a que hora iba a pasar por ella, porque este tipo solía plantarse en el lugar desde mucho tiempo antes. Cuando iba para allá veo el auto de este muchacho que se dirigía al mismo lugar, yo le gane de mano llevé a mi hija a mi casa y la deje allí para dejarla descansar y hablar luego de que yo volviese del trabajo. Cuando estaba saliendo de mi casa este tipo estaba parado afuera, en su auto, con el uniforme puesto, me acerque y le pregunté que le había hecho a mi hija. él me negó todo, me dijo que era ella era una desagradecida después de todo lo que él había hecho por ella”.

Entre las cosas que este muchacho le hizo a mi hija, en una oportunidad la llevó a un descampado y le apuntó con el arma, le dijo que la iba a matar y que después se iba a matar él. le dio varias palizas, en una ocasión hasta la dejó inconsciente”.

“Ya entregamos todas las pruebas a la Comisaría de la Mujer, entre ellas una escucha de una hora”.

“En estos momentos sé que a Valdez le retiraron el arma, pero en el día de ayer (jueves) estuvo todo el día en Tres Arroyos (Valdez es oriundo de Chaves) nos sentimos totalmente desprotegidos, ni de Fiscalía ni desde la Comisaría me dieron la cautelar que solicité ni me llamaron por teléfono, ni siquiera plantaron un móvil en mi casa para darnos seguridad. Si este muchacho hizo lo que hizo y llegó hasta donde llegó , es capaz de hacer cualquier cosa” - finalizó.

A continuación brindamos el texto completo que Gladys Poliero realizó en la red social Facebook:

Jamás pensé que iba a pasar por esto pero hoy soy una mas de las madres, que podría haber tenido que velar a su hija a causa de un psicópata que casi la mata, pero gracias a Dios todavía la tengo viva, igualmente hoy me toca vivir la desesperación de que cuando sale a trabaja tal ves no vuelva no por el trabajo sino por que un tipo violento y abusivo que sigue en libertad tal ves me la mate, y la desgracia de ver a mi hija aterrorizada a causa de este tipo enfermo que destruyo su estima mediante manipulación, agresiones verbales y físicas, al punto que para salir a afuera tenemos que mirar nosotros, por pedido de ella, por miedo a que la persona que la destruyo pueda encontrarse en el exterior. Se que debemos confiar en la justicia pero muchas madres lo han hecho y hoy solo les queda el recuerdo de la fotos de sus hijas, muchas veces se cree desde el estrado que una MEDIDA DE RESTRICCION DE ACERCAMIENTO O QUE LE SAQUEN EL ARMA como en este caso porque el agresor es policía, pueden impedir que una persona enferma que la golpeaba y agredía de tal manera que mi hija no quería desagradarlo en nada ni cuestionarlo, porque cada ves que lo hacia significaba que fuera agredida verbal y físicamente, y a posterior cuando se hallaba llorando a causa de la agresión recibida, el mismo le preguntaba que le había pasado, si alguien le había hecho algo, porque lloraba, como si se hubiera olvidado de todo y le decía que tenia que hacer las cosas bien, que estaba haciendo las cosas mal cuando no era así, como si ahora cualquier desacuerdo o pensamiento diferente al de el justificaba las golpizas, el abuso de fuerza por ser hombre, el abuso por ser una persona profesional, el abuso por estar mi hija residiendo en su casa, y todo tipo de abuso verbal y físico que hacia que permaneciera callada sin poder contar lo que esta viviendo. Sin mencionar que EN EL ULTIMO EPISODIO VIVIDO LA DEJO INCONCIENTE, POR POCO CASI LA MATA, POR ESO LA PREGUNTA ES ¿ESAS MEDIDAS VA A FRENAR A ESTE TIPO ENFERMO DE QUE NO LOGRE ACERCARSE A ELLA Y QUE NO TERMINE MATANDOMELA? cuando sabemos que eso solo le sirve para justificarse al poder judicial. Por eso, y porque pareciera que no alcanza con ver a una persona destrozada, y el relato y pruebas aportadas para que ese tipo este detenido, voy a exponerlo para que otros padre no le habrán la puerta de su casa, le den la confianza y le brinde todo a alguien que casi me devuelve a mi hija muerta, por eso aunque se que no es lindo tener que exponerte hijita, y se que no querías que lo haga, perdóname pero sos mi tesoro y no voy a permitir que este tipo te haga mas daño. NO voy a esperar el actuar de la justicia, cuando tenga a mi hija muerta en un cajón, y tampoco quiero ver la infancia de mi nieta de 7 años derrumbada en mil pedazos y sin el cariño de su madre. Quien es este tipo enfermo y violento? se llama MARIO NICOLAS VALDEZ, tiene 34 años, vive en A. G. Chaves en el barrio huracán, es POLICIA y trabaja en la Comisaria de Tres Arroyos, tiene varias denuncias por VIOLENCIA A OTRAS MUJERES, estuvo suspendido de la policía por este motivo, para la mayoría el es bueno, buen compañero, buen amigo, pero en realidad es un enfermo que hace tiempo viene golpeando mujeres y por la ineficacia de la justicia ha continuado en libertad y siendo policía. No se que esperan que termine matando a otra mujer para que de una vez por toda lo detengan. Es necesario aclarar que ya radicamos la correspondiente denuncia en la comisaria de la mujer el día de ayer, pusimos en conocimiento de lo sucedido a la la fiscal Dra. Natalia Ramos y su secretaria la Dra. Dello Ruso Natalia, quien se encarga de estos temas y estamos a la espera porque mi hija se halla atemorizada y no puede estar en paz y andar como se merece en total libertad, porque no hizo nada para merecer las golpizas que recibió de parte de este tipo.

SI SUFRIS VIOLENCIA DE GÉNERO COMUNICATE LAS 24 HORAS AL TELÉFONO 144.