Dos pozos fuera de servicio causan la disminución significativa en la presión de agua en algunos barrios de la ciudad y la falta total del servicio en otros sectores, un problema que se viene arrastrando desde hace ya un largo tiempo y que se ha acrecentado con este nuevo inconveniente.

Sergio Moricet, director de Obras Sanitarias Municipal: “Hay dos pozos fuera de servicio, el primero de ellos en Paso y Domingo Vázquez, donde, pese a tener la bomba de repuesto, nos encontramos con la cañería en mal estado, y el otro en Almafuerte y Camino de Cintura donde la rotura se encuentra en la cañería de impulsión. En ambos casos se compraron las mangas para bajar las bombas. Estos inconvenientes sumado al alto consumo por el calor, ha perjudicado mucho la presión de la red”.

Según indicó el funcionario se espera que la situación se regularice el día jueves. El martes se trabajará en el pozo de Paso y Domingo Vázquez y el miércoles se hará lo propio en el de Almafuerte y el Camino de Cintura.

En declaraciones al diario La Voz del Pueblo, Moricet indicó que: La demora en las reparaciones de estas bombas, que se descubrieron rotas el viernes 19 de febrero, se debió a la realización del concurso: “Se hizo un concurso entre tres empresas y la que ganó es Traico S.A. de La Plata. El viernes nosotros ya teníamos el dictamen... todos estos trámites los tenemos que hacer porque el monto ( 1 millón 200 mil pesos) es considerable e interviene el Tribunal de Cuentas, entonces hay una burocracia que la tenés que hacer sí o sí, por más que acortamos lo más que pudimos los tiempos” dijo.

La baja presión no es un tema nuevo. Verano a verano el inconveniente se va agravando y abarcando a más puntos de la ciudad, inclusive en pleno invierno puede advertirse la falta del suministro en algunos barrios.

Vecinos tresarroyenses han mostrado su preocupación a través de las redes sociales y hasta su indignación por encontrar abiertos los sistemas de riego en las plazas de la ciudad cuando en algunos barrios la falta de agua es total.

El problema requiere de una solución urgente. Es entendible que por operatividad, costos, logística y trabajos que se deben realizar, no es un tema que se puede solucionar en el corto plazo, pero también es cierto, como se indicó con anterioridad, que es un problema de larga data que requiere atención inmediata y acciones mucho más profundas que las reparaciones y el mantenimiento del sistema que la Municipalidad realiza.

Mientras tanto el uso racional y solidario del agua evitando utilizar el agua de red para llenado de piletas, riego y lavado de veredas, patios y vehículos, es una acción necesaria para evitar más inconvenientes de los que ya gran parte de la ciudad, atraviesa.