Continúan los ataques delictivos a los establecimientos educativos de la ciudad. En este caso y por segunda vez en pocos meses, fue el turno del Jardín de Infantes Nº 901, ubicado en avenida Belgrano 131.

Autores ignorados ingresaron por un ventiluz que da al Salón de Usos Múltiples e intentaron alzarse con un parlante que dejaron abandonado en el patio del establecimiento cuando comenzó a sonar la alarma, frustrando el robo.

Este hecho se suma a la seguidillas de robos y vandalismo que vienen sufriendo las entidades educativas de la ciudad. Es el quinto caso registrado en los últimos meses.

Si bien en este caso, no hubo que lamentar desmanes ni pérdidas de valor no deja de ser preocupante la sucesion de hechos vandalicos contra las escuelas de la ciudad.