A través del bloque Juntos por el Cambio en el Concejo Deliberante realizaron dos pedidos para habilitar el uso del interior de los locales comerciales y gastronómicos, y así recibir clientes. Actualmente no está habilitado por las resoluciones impuestas por el gobierno bonaerense en el marco de la pandemia de coronavirus y la condición sanitaria de la ciudad, que está ubicada en Fase 2 y en “Situación de Alarma Epidemiológica y Sanitaria”.

“Esta restricción acentuada significa en la práctica la imposibilidad de funcionar”, reconoció el concejal Mario Civalleri, jefe del bloque oficialista, quien trabajó los proyectos con Maridé Condino, Juana Echezarreta y Nilda Fernández, del bloque Integrar.

Así se adaptan los comercios durante la Fase 2Diego Flores

En el caso de la venta de productos textiles, vestimenta, calzado, jugueterías y otros rubros no se permite el ingreso del cliente al comercio, por lo que la temporada otoño e invierno desalienta la espera del público en las veredas de los negocios por las temperaturas bajas y las frecuentes lluvias.

Por otra parte, los comerciantes advirtieron que las alternativas de venta online no han tenido los resultados esperados para resolver pago de alquileres de locales comerciales o salarios de empleados.

//Mirá también: Tandil en Fase 2: cómo funcionan las restricciones en la ciudad

“Creemos necesario equilibrar los requerimientos sanitarios con las necesidades y exigencias del entorno socioeconómico, ya que venimos de una prolongada etapa de aislamiento y distanciamiento que ha agravado los problemas estructurales de nuestra sociedad, por lo que es indispensable revertir esta situación”, advierten a través del proyecto, que fue elaborado a partir de peticiones que surgió de una mesa de trabajo que involucra a los representantes de trabajadores de los sectores económicos involucrados y asociaciones empresariales.

Negocios y comercios con persianas bajasJOSE HERNANDEZ | La Voz

Con estos antecedentes, pidieron a la provincia de Buenos Aires autorizar el ingreso de un cliente por vez, hasta un máximo de tres, de acuerdo a las dimensiones de cada local. En el mismo sentido, el Concejo Deliberante vería con agrado que el Departamento Ejecutivo a través del área que corresponda evalúe la posibilidad de redactar protocolos adecuados y presentar los mismos a la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Provincia de Buenos Aires para pedir autorización para la apertura de los restaurantes y bares con aforo del 30%, con ingreso exclusivo sólo de aquellos consumidores que hayan sido vacunados contra el coronavirus y presenten el certificado original expedido por autoridad sanitaria de la provincia de Buenos Aires.

“Necesitamos brindar alternativas que no lleven al cierre de las empresas locales o suspensión de aperturas, habiéndose registrado desde el inicio de la pandemia el cierre de nueve establecimientos gastronómicos con la suma de seis suspensiones hasta el momento”, puntualizó la concejal Condino.