Día a día, Tandil suma nuevas, y peligrosas, situaciones. Este lunes 25 de julio, efectivos policiales informaron que hallaron, tras un llamado al 101, a una joven de 15 años que permanecía, atada de pies y manos, en un descampado, tras haber sido abandonada.

Fuentes policiales de la comisaría N°4 de Tandil indicaron que el hecho sucedió en la intersección de las calles Nigro y colectora Macaya, el pasado domingo 24 de julio, aproximadamente a las 22 horas. La joven, que estaba en un baldío desesperada, en búsqueda de ayuda, confirmó que un hombre la cruzó y la subió a la fuerza a un vehículo, en las calles Darragueira y Nigro.

“Si no es Nahuel va a ser otro”, fue lo escuchó la niña de 15 años de Tandil, que ya en el interior del vehículo, vio cómo uno de los malvivientes agarró su celular y le envió un mensaje de WhatsApp a la madre de la menor de edad. A ella también la amenazaron y prometieron venganza.

Tras el mensaje, decidieron atar de pies y manos a la joven tandilense en un descampado, y actualmente la Justicia investiga quiénes fueron los agresores de la menor de edad. Interviene en la causa la UFI N°3, a cargo de Luis Humberto Piotti.