Todas las ciudades del mundo tienen edificios que las identifican. Es que los diseños y las formas son la cara de presentación de las construcciones, y el caso de Globant no es la excepción. Con un aire moderno y renovado, muestra cómo es el recambio que busca dar la empresa en lo que es el primer proyecto de la compañía fuera de la Ciudad de Buenos Aires.

En diálogo con Vía Tandil, desde el estudio Alric Galíndez Arquitectos reconocieron que la ciudad serrana, a la que consideran “corazón tecnológico de Argentina”, busca generar con su sede ubicada en calle Pinto un impacto innovador y creativo que muestre la sustentabilidad que promueve la firma líder en software. También participaron en el desarrollo del diseño los estudios arquitectónicos F9studio y Marantz

Así es el interior del edificio de Globant en Tandil

Quienes trabajen y visiten el edificio podrán encontrar nuevas formas de trabajo, vegetación en altura, galerías solares, indicadores que permitirán ahorrar energía y una planta baja con programas semi públicos como el local comercial y una guardería infantil.

Así está hoy el edificio de Globant en TandilEstudio de arquitectos Alric Galíndez

Espacios internos, la gran vanguardia de la empresa

El edificio se retira de la línea oficial de acceso, lo que permite ampliar y mejorar la situación de ingreso desde una calle angosta. La transparencia de la fachada también jugará un papel importante en la relación entre el edificio y la comunidad, que permitirá vislumbrar la variedad de usos y funciones como expansiones, espacios verdes, invernaderos, servicios y una escalera que envuelve el edificio proponiendo un recorrido dinámico que atraviesa distintas situaciones, visuales y sensaciones para vincular todos los niveles.

Así es el interior del edificio de Globant en Tandil

La planta baja libera el perímetro, lo que genera más posibilidades de organización para futuros usos. Otro de los espacios que cautivará a quienes trabajen y visiten la icónica construcción será la terraza, que concentrará actividades de recreación y relax alrededor de un parque de variadas especies vegetales autóctonas.

Un sitio que será fundamental en la distribución de espacios internos es la escalera, que une los distintos pisos del edificio. Se desarrolla como un elemento que recorre toda la estructura con la doble función de escape de emergencia y recorrido a través de los espacios situados en el perímetro, que cuenta también con su sistema de presurización.

Por otra parte, los parasoles verticales son fijos y quedan definidos según la orientación y el uso que se le quiera dar, por lo que se resuelve con cuatro configuraciones posibles que varían su ritmo e inclinación.

Planta abierta, un lugar dinámico para trabajar

Los espacios flexibles de trabajo cuentan con 500 metros cuadrados para organizar según sus diferentes tipos de usos, mientras que el piso facilita la instalación o modificación de un nuevo puesto de trabajo. Otra de las novedades será el programa de apoyo del edificio en su perímetro, que generará una dinámica visual de 360°, lo que permitirá ver a toda la ciudad de Tandil.

Así será el interior del edificio de Globant en Tandil

En las plantas abiertas de trabajo se encuentra el programa de usos que las complementa, que contiene los servicios, baños, espacio de Coffee Break, de reunión, relax, juegos, terrazas vegetadas, invernaderos, escalera de incendio y escalera de recorrido. Este anillo vincula todos los niveles de forma física, con la escalera que envuelve el edificio, y de forma visual con los invernaderos y terrazas en doble altura, promoviendo así el encuentro de los usuarios en espacios de calidad.

La naturaleza y la vegetación interna será fundamental dentro del edificio de Globant.Estudio de arquitectos Alric Galíndez

Sustentabilidad: uno de los pilares de Globant

El edificio que revolucionará la calle Pinto dará mucha importancia a las energías renovables y a la reutilización del agua y a la calidad del aire.

La captación de energía solar es aprovechada para tres sistemas que funcionan paralelamente haciendo una de las mayores diferencias en el ahorro y generación de recursos. Los paneles fotovoltaicos permitirá acumular la energía en baterías transformándola en electricidad para uso de los servers, computadoras e iluminación, entre otros usos.

Con mucho verde y espacios amplios, así se prepara Globant para arribar a la ciudad.Estudio de arquitectos Alric Galíndez

Por otra parte, los precalentadores de agua ahorran miles de metros cúbicos de gas por año para usos sanitarios. Ubicados en las fachadas, los invernaderos se comportan de manera pasiva lo que hace que aporten calor en las épocas frías y de filtro solar en el verano.

En días que haya precipitaciones, el agua de lluvia se reutilizará para riego y usos sanitarios secundarios. El riego es reducido al tratarse de especies vegetales autóctonas en los techos verdes.

Así es el edificio de Globant en TandilEstudio de arquitectos Alric Galíndez

Con respecto al aire, todos los espacios de trabajo cuentan con ventilación de alto confort y eficiencia. El calor del ambiente es recuperado para mayor ahorro energético. La utilización de un sistema geotérmico de extracción y reinyección abierto es esencial para disminuir los esfuerzos de acondicionamiento.

Otra parte fundamental será la clasificación de residuos, que se verá en cada área de trabajo, que contará con un pre-clasificador de desechos que conduce a un depósito general en el subsuelo, donde también se encuentra un taller de reciclaje para materiales u objetos en desuso o estropeados.