Brutal agresión por un like en Instagram deja a un joven de Tandil al borde de la muerte

Sufrió una fractura en la nariz, golpes en el rostro y en todo su cuerpo por un insólito motivo.

Un espeluznante incidente dejó a un joven tandilense de 18 años en estado crítico y actualmente se encuentra en proceso de recuperación en su hogar. Sufrió una fractura en la nariz, golpes en el rostro y en todo su cuerpo por un insólito motivo.

En menos de 40 segundos, el tandilense Francisco Montani fue víctima de una salvaje paliza. Durante la madrugada del pasado domingo, seis agresores lo esperaron en la entrada de su casa y lo golpearon brutalmente. Fue objeto de puñetazos, patadas en la cabeza y en el cuerpo, todo esto por un simple like en Instagram.

Francisco había recibido amenazas previas y sospechaba que sería víctima de agresión. Desde el momento en que publicó en sus redes sociales una imagen con una frase positiva sobre el amor y la vida, acompañada de un comentario que decía: “Qué bueno estar en ese estado”, empezaron los problemas. Una joven reaccionó a la publicación con un corazón, pero el exnovio de la chica interpretó esto de manera negativa y lo amenazó.

La tensión fue creciendo desde aquel día. El principal agresor del grupo le advirtió a Francisco que lo golpearía, se acercó a su casa, se tomó una foto en la puerta y la compartió en las redes sociales. Para Valeria, la madre de Francisco, el mensaje fue claro: “Sé dónde vives”. Finalmente, el sábado lo esperaron. Apenas Francisco lo vio, supo que su vida corría peligro.

“Mi hijo salió a bailar el sábado por la noche a un club. Cuando regresaba a casa, seis chicos lo estaban esperando en la puerta. Uno de ellos lo tiró al suelo y comenzaron a golpearlo. Francisco intentó levantarse, pero otro chico le dio una patada en la cabeza. Mi hijo quedó inconsciente durante unos minutos. Mientras tanto, el otro chico continuaba golpeándolo con puñetazos, insultándolo y escupiéndolo. Luego, se percataron de las cámaras de seguridad y los separaron, y se marcharon”, relató Valeria.

Antes de huir, los agresores se llevaron la campera y el teléfono celular de Francisco, quien además de ser víctima del ataque, perdió todas sus pertenencias. Hoy se recupera en silencio, en la privacidad de su hogar, de los golpes que le dejaron en el rostro. Además, presenta una fractura en la nariz y está siendo examinado por un oftalmólogo para descartar un desprendimiento de retina.

Según Valeria, Francisco “no habla mucho” y en estos días le pide que se tranquilice, que está bien. “Se siente impotente, siempre ha regresado caminando de los lugares a los que iba y no puede creer lo que le sucedió, las cosas por las que ha pasado. Está sorprendido por su experiencia y por lo que enfrentan los jóvenes”, comentó.

Para ella, uno de los principales problemas en la sociedad de Tandil está relacionado con el consumo de drogas, y este no es el primer episodio violento que ocurre. “Queremos que lo que le sucedió a Fran no se repita. El famoso Tandil soñado ahora solo queda como una frase vacía”, agregó.

Según su descripción, su hijo siempre ha estado alejado de los conflictos. Perdió a su padre a los 8 años, es el hermano mayor de tres hermanos, estudia Programación en la Universidad de Tandil, juega al fútbol, asiste al gimnasio y pasa mucho tiempo con sus amigos. “Lo normal para un chico de su edad”, lamentó Valeria, ya que esto ha sido “la primera experiencia de Francisco en una pelea”.

Se ha presentado una denuncia por la agresión. Todos los agresores son mayores de edad. El siguiente paso implica que la Fiscalía los cite y, a partir de ahí, se sabrá qué resolución se tomará. La víctima y su madre apelan a la solidaridad de la sociedad y a la toma de conciencia sobre lo sucedido a través de los medios de comunicación, ya que ahora viven con miedo y han comprendido que el peligro puede esperarlos en la puerta de su casa.

Temas Relacionados