El aumento de los casos de coronavirus en las últimas semanas representan el ingreso en la segunda ola de contagios de acuerdo a los expertos. Santiago del Estero no es la excepción y la ministra de salud de la provincia, Natividad Nassif habló al respecto.

Necesitamos volver a instalar el concepto de cuidado individual y colectivo para cortar las cadenas de contagio. Tenemos lecciones aprendidas en estos meses que nos demuestran que la consulta temprana, el testeo y el aislamiento para proteger a los demás, además del cumplimiento de los protocolos en todas las actividades sociales y productivas, son la clave para desacelerar el crecimiento de casos. Reducir la movilidad individual a lo mínimo indispensable y evitar las reuniones sociales, también son dos medidas indispensables, sumado a la vacunación de los grupos más vulnerables de desarrollar una forma grave de la enfermedad que hemos comenzado hace 3 meses y no se ha detenido hasta la fecha”, dijo la ministra en diálogo con El Liberal.

Agregó además que, “como venimos evaluando con las autoridades sanitarias de todo el país, las próximas tres semanas son determinante. Necesitamos lograr una baja en la transmisión y vacunar a quienes tienen más riesgo para poder bajar la mortalidad”.

“Santiago tiene, como el resto del país un incremento sostenido de casos. Estuvimos con una media diaria de 46 casos y hoy estamos entre los 90 y los 100 casos. Esto implica una mayor tensión del sistema en cuanto al número de consultas que se triplicaron y en consecuencia una mayor ocupación de camas. En este fin de semana alcanzó un 70% en el sistema público. Esto nos pone en alerta y, como ya venimos haciendo, nos obliga a implementar estrategias para dar respuesta a la coyuntura, en esta situación que sabemos, es muy dinámica. El sistema está preparado, tenemos un sólido trabajo a nivel provincial y federal de fortalecimiento del sistema de salud, en equipamiento, en capacitación, en recursos humanos e insumos. El gobierno provincial no ha escatimado esfuerzos ni recursos para dar respuesta a la protección de la salud de la población”, aseguró.

Pese a que considera que el sistema de salud de la provincia está en condiciones de brindar respuestas a las demandas de la sociedad, apela a la responsabilidad social a fin de evitar la saturación del sistema: “Tenemos una red hospitalaria preparada, que manejó los picos en esta pandemia con enorme compromiso y profesionalismo, una red de atención primaria de la salud que sostiene en el territorio las acciones de testeo, prevención, vacunación y una gran liderazgo político tanto de nuestro gobernador como del gobierno federal. El personal de salud está dando todo y está lógicamente cansado, por eso apelamos al cuidado individual, que evite que lleguemos a una saturación del sistema”.

“Todos los domingos, el COE se reúne, evalúa el perfil epidemiológico de la semana y decide las medidas a tomar. Hasta la semana pasada continuamos sin modificaciones. El próximo domingo se evaluará la evolución de la curva de contagios y se determinará cómo seguir”, cerró.