En una final para el infarto, este sábado se jugará el último y definitivo juego para conocer al campeón de la Liga Nacional. Desde las 11 en el Palacio del Rock Quimsa se enfrentará con San Lorenzo.

La “Fusión” logró forzar el quinto partido luego del triunfo en el cuarto con la vuelta del gran capitán Mauro Cosolito pese a su lesión en el codo.

Venció por 90-83 al Ciclón en el cuarto partido de las Finales, empató la serie y forzó un quinto partido que definirá al nuevo campeón de la Liga Nacional. El próximo sábado a las 11 de la mañana, en el Templo del Rock, se celebrará la última batalla entre los dos mejores equipos de la Argentina para decidir al monarca local.

Lo más importante que me llevo hoy es que enderezamos el camino”, dijo Cosolito luego de aquel juego. Su figura fue definitoria sobre todo desde lo anímico y este sábado buscará repetir la historia.

Quimsa va por la gloria.Prensa Quimsa.