Los santiagueños celebran los 468 años de la “Madre de Ciudades”, denominación que Santiago del Estero se ganó porque, conforme a historiadores consultados, desde la actual capital provincial partieron las expediciones que fundaron las ciudades de Tucumán, Córdoba, Catamarca, La Rioja, Salta y Jujuy.

Además desde la ciudad de Santiago del Estero se erigió la primera Diócesis con su primera Catedral, el primer instituto de Estudios Superiores que marcó el inicio de los estudios universitarios en el país y la primera industria en exportar.

”Fue el lugar desde donde salieron expediciones que fundaron muchas otras ciudades de lo que luego fue la Argentina”, remarcó a Télam el historiador e investigador santiagueño, Esteban Brizuela, para quien además esa cabecera norteña “fue un punto estratégico de donde salieron conquistadores españoles a cumplir con esa tarea que se proponían que era fundar ciudades como modo de ocupar espacios y avanzar en la colonización”.

Al hablar de la fundación, Brizuela aclaró que “tenemos que distinguir lo que es la fundación de la ciudad de Santiago del Estero de nuestro nacimiento como Provincia”. ”La fundación de la ciudad se produce a mediados del siglo XVI, unos 60 años después de que los españoles pisaran suelo americano”, indicó, y agregó que “en cambio, nuestro nacimiento como provincia autónoma sucedió en 1820”.”De lo que no tenemos dudas es que ambas constituyen las fechas más importantes entre las efemérides de los santiagueños”, remarcó.

Siempre hubo versiones encontradas sobre la fundación de Santiago del Estero, al respecto, Brizuela sostiene que “desde el punto de vista jurídico, sin duda la ciudad fue fundada por Juan Núñez de Prado en junio de 1550”.”Hay una sola fundación, no tenemos dos actas de fundación; sin embargo, se entienden los argumentos de Alfredo Gargaro, quien fue uno de los historiadores que allá por la década del 50 defendió a la figura de Francisco de Aguirre como fundador”.

”Claro que más adelante algunos hallazgos documentales reforzaron los argumentos de los Pradistas”, manifestó. Aunque señaló “dos cosas como para matizar o complejizar el debate; en primer lugar, muchas veces detrás de las discusiones historiográficas se cuelan otras cuestiones. “No es casual que historiadores con arraigo en la tradición católica como Eudoxio de Jesús Palacio, Orestes Di Lullo o José Achával hayan postulado a Núñez de Prado como el verdadero fundador, frente a historiadores más cercanos a una tradición liberal como Gargaro y Bernardo Canal Feijóo que defendieron con ahínco a la figura de Aguirre”, explicó Brizuela.

Y ahondó: “Recordemos que uno de los gestos de Aguirre al llegar a estos territorios fue expulsar a los sacerdotes que habían venido con Nuñez de Prado; me refiero a Carvajal y Trueno, a quienes Aguirre los mandó de nuevo al Perú. Un gesto que para muchos resultó una afrenta”. Con todo, el historiador señaló que ese debate “no tiene mucho sentido. Es decir, si miramos el asunto desde el punto de vista de los pueblos indígenas que vivían en el territorio de lo que luego fue Santiago del Estero, ¿qué importa si fue Núñez de Prado o Aguirre? Al fin y al cabo, se trataría de establecer cuál “ocupa” llegó primero, lo cual no tendría razón de ser”. ”Digo esto como para sumar elementos que amplíen las perspectivas del debate”, puntualizó.

Además sostuvo que “hace por lo menos 70 años estamos discutiendo lo mismo en Santiago del Estero”. ”En ese sentido los santiagueños somos bien argentinos en la forma de encarar el debate, porque en el país tenemos una larga historia de debates que se plantean en términos binarios: unitarios y federales, radicales y conservadores, peronistas y radicales, azules y colorados, y bueno, aquí en Santiago, Pradistas y Aguirristas”, consideró.

Para finalizar sostuvo que “una curiosidad es que metafóricamente tenemos una avenida en la ciudad que se llama Núñez de Prado, y esa avenida desemboca en el lugar donde se encuentra la estatua de Francisco de Aguirre”.

Por otro lado, se debe mencionar en 2017 recién se pudo recuperar los documentos originales del Acta de la Fundación de la ciudad de Santiago del Estero. ”Hemos vivido toda la vida sin tener el acta de la fundación de nuestra ciudad, de la primera ciudad del país”, sostuvo a Télam el director del Archivo Histórico de la Provincia, Juan Viaña. Para Brizuela, “estamos hablando del documento redactado por el escribano del Cabildo santiagueño don Gerónimo Vallejo en 1590, y posteriormente enviado a la Audiencia de Charcas (Bolivia), el cual resulta hasta ahora el único documento oficial donde se “da fe y verdad” sobre lo expresado en el acta fundacional de la Ciudad del Barco en junio de 1550″.”Ese documento había sido encontrado en Bolivia por el investigador Gastón Doucet en la década del 80″, comentó y añadió que “ese hallazgo fue dado a conocer por Luis Alén Lascano en su libro “Historia de Santiago del Estero” de 1992″.”Por si quedaban dudas, el director del Archivo Histórico, Juan Viaña, logró que en 2017 se enviara desde la Biblioteca Nacional de Bolivia una copia de este importante documento”, indicó.