El hecho ocurrió en abril del 2017 en la localidad de Pinto. 


La justicia santiagueña comenzó este lunes a juzgar a una mujer acusada de matar a su hija recién nacida, cuyo cuerpo apareció en un basural de la localidad de Pinto, 230 kilómetros al sur de la capital provincial, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de Antonella López, que el pasado 20 de abril de 2017, dio a luz a su hija y tras envolverla con una remera, la arrojó en un basural municipal cercano al pueblo.

Al día siguiente, el cuerpo sin vida de la bebé fue encontrado por un niño cuando se dirigía a la escuela.

En tanto, la remera con la que fue cubierta la pequeña fue reconocida por un operario municipal como propiedad de la madre, que en primera instancia negó el episodio ocurrido en Pinto.

Durante la instrucción judicial, se logró determinar que la víctima “nació viva” y que murió por “hipotermia”, tras una autopsia realizada en la Morgue Judicial del hospital Independencia de la capital provincial.






Comentarios