En la previa de la votación en el Congreso de la nación los tres representantes de Santiago del Estero se manifestaron en contra del proyecto de IVE. 


Los Senadores santiagueños y de todo el país siguen manifestando sus posturas y definiendo sus votos para establecer si se transforma en Ley el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) o no. En esta oportunidad fue el turno de Ada Itúrrez de Capellini, representante del PJ-Santiago del Estero, quién ratificó que su voto será en contra.

“Más allá de la terminología: embrión, feto o niño por nacer, porta un ser humano cuya existencia comenzó al momento de la concepción. Y el niño por nacer tiene corazón, pies, manos, columna vertebral, aparato respiratorio. Osea que desde su comienzo es una persona humana, que es única e irrepetible. Su destrucción en cualquier etapa importa […]; al cual solo le falta tiempo y alimento para madurar“, sostuvo la Senadora en el comienzo de su discurso.

Además señaló que su voto “no es en contra de nadie, sino a favor de la vida“, destacando que la mayoría de los santiagueños a los que representan piensan igual. “Respaldan (el rechazo) no solo la Constitución nacional sino los tratados internacionales a los que se adhiere”, sostuvo y agregó: “El aborto constituye un feroz ataque a la vida”. 

En cuanto al pedido que se repite para que la mujer pueda decidir sobre su cuerpo, Itúrrez remarcó: “La mujer embarazada lleva adentro otra persona que merece reconocimiento de su dignidad y la protección jurídica como tal. […] Estaríamos violentando el ordenamiento constitucional“. 

En cuanto a que este proyecto promueve un derecho, la Senadora sostuvo que “lo que nos permite es la destrucción del ser concebido por la voluntad de su madre y decir que vivir o morir dependerá de la voluntad de un tercero. El niño parece un bien disponible por cualquier otra persona”. 

También manifestó su preocupación en relación a la obligatoriedad “tanto para el Estado o terceros que brindan servicios de salud, a los que ademas obliga a practicar el aborto con plazos perentorios”. Además señaló que “lo que falla no es la ley sino los hombres”. 

La representante del justicialismo remarcó que “la salud publica argentina necesita propuestas que cuiden a la madre y al niño por nacer” y que “el aborto clandestino es un problema sanitario. Tenemos que buscar mejores medidas paliativas, preventivas y curativas”.

Para finalizar su exposición, la Senadora leyó una carta de un adolescente santiagueño y de esta manera ratificó su voto negativo al proyecto IVE remarcando que este “intenta promover el aborto y no fomentar el nacimiento con vida”.





Comentarios