El muchacho había estudiado y trabajaba sólo haciendo cortes de pelo a domicilio ya que no contaba con todos los elementos necesarios para tener un local propio.


Las ganas de superarse y salir adelante encuentran en las crisis oportunidades, y esta es la historia de un joven peluquero de Añatuya. El muchacho cobró los $10 mil que otorgó el gobierno nacional por la emergencia sanitaria y no dudo en invertirlo en herramientas para instalar una pequeña peluquería en su casa y poder continuar trabajando.

Fotos de Facebook.

El protagonista de esta historia es Franco Sanagua. El joven de 19 años había estudiado peluquería y se dedicaba a trabajar cortando el cabello a domicilio ya que no contaba con algunas herramientas esenciales para el desempeño de su tarea.

Captura de Facebook.

El muchacho luego de haber recibido el Ingreso Familiar de Emergencia, otorgado por el Gobierno no dudo en invertirlos en la compra de los elementos necesarios para instalar su peluquería y barbería en su casa, lo que le permitirá poder seguir trabajando y ofrecer un servicio más cómodo a sus clientes.

La historia de Franco fue difundida a través de las redes sociales. Hace algunos días también se conoció como en Salta, una joven también decidió ocupar el IFE para comprar verduras e instalar su verdulería.




Comentarios