El gobernador Gerardo Zamora declaró asueto administrativo para el viernes 1 de noviembre por recordarse a los Santos Mártires de la Iglesia y los Fieles Difuntos, informaron fuentes gubernamentales.

Para la decisión se tuvo en cuenta la tradicional veneración en la provincia para estas fechas y facilitar el traslado de los empleados de la administración pública a los lugares en los que se encuentran inhumados sus deudos para que puedan rendir tributo, siguiendo una costumbre cristiana.

A la medida, y a través de una acordada, se adhirió el Superior Tribunal de Justicia de Santiago del Estero, que declaró al viernes día inhábil para los trámites judiciales.

En tanto, la Legislatura provincial y la totalidad de los intendentes y comisionados municipales también decidieron adherirse al asueto decretado por el Ejecutivo provincial.