La Justicia sostiene que el ganadero es el "autor intelectual" del crimen y Rodi Sequeira fue "participe necesario".


Uno de los procesados por el crimen de Marito Salto en Quimilí, se presentó en Tribunales para escuchar los motivos de su imputación. Encabeza la causa la jueza Rosa Falco. 

Miguel Ángel “Terrible” Jiménez pasó fugazmente por Tribunales, según informa El Liberal. El hombre acusado por “Homicidio triplemente calificado con alevosía y ensañamiento, abuso sexual con acceso carnal agravado por la muerte de la víctima” sostuvo que apelará. 

El crimen que conmovió a Santiago del Estero y al país se conoció el 2 de junio de 2016 con el hallazgo del cuerpo del menor. Desde noviembre del 2017 el ganadero está detenido mientras se desarrolla la investigación que tiene en vilo a todo el pueblo. 

En sus declaraciones, Jiménez sostuvo que el acostumbraba a recolectar huesos de animales muertos, especialmente cabezas de gallos y gallinas negros ya que los “atesoraba” en sus santuarios. 

Ante las evidencias recolectadas, especialmente en la casa de Jiménez, la principal hipótesis del crimen es que el niño fue asesinado durante un “rito satánico” del antes mencionado y otros sujetos que integrarían una especie de secta.

Además de Jiménez, en la causa está imputado “Rodi” Sequeira, acusado de ser “partícipe necesario” en el crimen de Marito, este ya apeló. Al mismo tiempo la Justicia pudo determinar que Jimenez (“autor intelectual”) supo darle trabajo a “Rodi” antes del asesinato.






Comentarios