El Gobierno de La Pampa habilitó la presencia de público en los estadios deportivos, demanda que era largamente reclamada por los clubes que tienen en el ingreso de espectadores una forma de recaudación económica, permiso que tiene en cuenta las obligaciones de prevención derivadas de la pandemia de coronavirus.

Según lo dispuesto, en las tribunas o gradas deberá haber una distancia de 2 metros para adelante, 2 para atrás y 2 para los costados entre un espectador y otro. Cuando la ubicación sea en otro sector, por ejemplo paradas alrededor de un alambrado olímpico, cada persona deberá ubicarse a dos metros de la otra hacia los costados.

Se fijaron los límites generales de hasta 400 personas cuando las competencias sean en espacios abiertos y en hasta 200 cuando se realicen bajo techo, mientras que las entidades deberán informar a la Subsecretaría de Deportes el espacio disponible en cada escenario, a fin de coordinar fehacientemente la cantidad de público que tendrán habilitado para cada uno.

En febrero volvieron los entrenamientos y en marzo vuelven las competencias federadas (Maracó Digital)

Las medidas preventivas ya conocidas, como por ejemplo la desinfección de los espacios o el uso de tapabocas quedarán bajo la responsabilidad de las instituciones organizadoras, y se mantiene la prohibición de vender entradas el día de juego para evitar aglomeraciones.

El cumplimiento de las medidas quedará a cargo del equipo de Control de Protocolo de la Subsecretaría de Deportes que, según se difundió oficialmente, significan un nuevo avance en dirección a la normalidad de las actividades deportivas, que se experimenta desde este mes con el regreso de los entrenamientos convencionales y que continuará en marzo con el retorno de las competencias federadas.