Pasado el mediodía de este lunes y durante un control vehicular de ingreso a la provincia, efectivos policiales del Puesto Caminero Catriló detuvieron a dos automóviles con cuatro personas de nacionalidad paraguaya que trasladaban 50 kilos de marihuana y dos de cocaína ocultos en uno de los autos.

Los vehículos, un Volkswagen Gol con dos hombres y un Ford Ka conducido por una mujer y con una niña de acompañante, que provenían de Buenos Aires con destino a Neuquén, fueron inspeccionados por un perro adiestrado que detectó estupefacientes en el auto conducido por la mujer.

Los vehículos iban de Buenos Aires a Neuquén (APN)

Convocado personal del Grupo de Control de Tráfico Ilícito de Drogas dependientes de Área de Coordinación de Lucha contra el Narcotráfico (Acoln), realizaron una nueva inspección con otro can adiestrado que nuevamente marca positivamente el mismo vehículo, hallándose en un doble fondo del baúl y en los paneles laterales de la parte trasera del habitáculo del Ford Ka 64 panes de marihuana, que pesaron 50,251 kilogramos, y dos panes de cocaína que arrojaron el peso de 2,096 kilogramos, algunos de los cuales estaban marcados con inscripciones de “Pablo Escobar” y de “Peppa Pig”.

La Policía encontró 64 panes de marihuana y dos de cocaína (APN)

Las personas que viajaban en los vehículos dijeron no conocerse pero se pudo verificar que ambos vehículos viajaban juntos en la modalidad “puntero”, determinándose además que la droga provenía del conurbano bonaerense y tenía como destino la capital de Neuquén, por un valor estimado en los 10 millones de pesos.

Los tres adultos quedaron detenidos e incomunicados (APN)

Los tres mayores quedaron detenidos e incomunicados por disposición del Juzgado Federal a cargo del juez Juan José Baric, quien tramita la causa “S/infracción a la Ley 23.737”, mientras que el Área de Niñez y Adolescencia de la Policía de la Pampa junto a la Dirección General de Niñez y Adolescencia del Gobierno provincial se hicieron cargo de la menor para su entrega a un familiar directo.

El procedimiento arrojó el secuestro de la droga, de los dos vehículos, unos 100 mil pesos en efectivo, teléfonos celulares y otros indicios de prueba útiles para la causa.