En la mañana de este viernes, el intendente de Santa Rosa, Luciano di Nápoli, junto al titular del Instituto Provincial Autárquico de Vivienda (Ipav), Jorge Lezcano, y sus respectivos equipos técnicos, se reunieron con vecinos del Barrio Almafuerte que sufren múltiples inconvenientes derivados de las inundaciones que se producen luego de las lluvias.

Las autoridades les anunciaron a los afectados la decisión del gobernador, Sergio Ziliotto, de involucrar al Gobierno provincial, a través del Ipav, en comenzar “un análisis técnico para dar solución estructural a la situación y a la urgencia del barrio”.

“Le hemos trasladado las inquietudes al Gobernador, quien decidió que nos involucremos como Gobierno, a través del IPAV, y el municipio, que ya lo ha hecho, para encontrar soluciones estructurales en el problema grave desde el punto de vista humano y social que ustedes tienen”, les dijo Lezcano a los ocho vecinos presentes.

“Vamos a empezar una tarea y les proponemos que a partir de este momento formemos los equipos con los profesionales para ver vivienda por vivienda y hacer un estudio integral. Nos han dicho que hay urgencias y hay otras que no lo son o hay vecinos que no se quieren ir. El estudio es integral para encontrar soluciones definitivas a esa zona”, agregó el funcionario.

Obviamente tenemos la mirada de la urgencia. Ustedes ocho tienen una situación acuciante. Vamos a trabajar sobre la vivienda y la urgencia pero sin dejar de lado que si tenemos que derrumbar una casa, la vamos a derrumbar pero vamos dar solución definitiva. Esa es la indicación del gobernador Ziliotto”, precisó.

El intendente di Nápoli, por su parte, manifestó que “estamos trabajando en un proyecto ejecutivo de obra para hacer los desagües pluviales, que implica mucho dinero y tiempo. Buscamos dar solución para las familias que decidan seguir viviendo allí. La obra es costosa pero tienen el compromiso mío y del gobernador para poder hacerla. Nosotros trabajaremos desde el saneamiento y el Gobierno provincial en la vivienda”, explicó.