A la espera de la evolución de los contagios por coronavirus, de la ocupación de camas de terapia intensiva y del nuevo DNU que regirá desde el próximo sábado 12, las autoridades pampeanas permiten esta semana una leve flexibilización de las restricciones sanitarias.

A partir de este lunes y al menos hasta el próximo viernes 11, vuelven a regir las medidas que estuvieron vigentes entre el 31 de mayo y el 4 de junio en la provincia, que incluyen la habilitación de la atención al público en los comercios y de algunas actividades recreativas.

Las actividades económicas habilitadas podrán realizarse entre las 6 y las 18 horas, los locales gastronómicos sumarán, además, la modalidad delivery hasta las 23 horas. La circulación estará restringida entre las 18 y las 6 horas, excepto para esenciales y quienes tengan turno de vacunación, y fuera del horario de restricción no será necesario el permiso de circulación.

En tanto, siguen suspendidas las reuniones sociales en domicilios particulares y en espacios públicos al aire libre, la práctica de deportes en lugares cerrados o de grupos, aún al aire libre, los casinos, bingos, discotecas, salones de fiestas, eventos culturales, turísticos, sociales, recreativos y religiosos que impliquen concurrencia de personas.

También continuarán cerrados los cines, teatros, clubes, gimnasios, centros culturales y otros establecimientos afines, excepto que funcionen al aire libre y con un máximo permitido de hasta 10 personas, y seguirán suspendidas las clases presenciales en todos los niveles y modalidades del sistema educativo provincial, de gestión pública y privada.