Este viernes, el personal de las ramas administrativas y servicios generales del laboratorio del Hospital Lucio Molas de Santa Rosa, inició un quite de colaboración y denuncian discriminación porque no les reconocen el pago de guardias semanales para el sector.

Los trabajadores responsabilizan a la jefatura del sector y a la Dirección por no cumplir con el derecho laboral y no permitir la apertura del laboratorio en horas de la tarde.

Según dijeron, la patronal decidió que sobraban tres de los seis trabajadores y anunció que los trasladará. A pesar de varias reuniones y negociaciones, no hubo una respuesta satisfactoria de las autoridades del Molas. “Hacen oídos sordos”, lamentó, en declaraciones a El Diario, el delegado de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), Marcelo Morales.

Los trabajadores iniciaron un quite de colaboración (Plan B Noticias)

El gremialista contó que el personal ofreció abrir el laboratorio por la tarde, como ocurre en el Centro Emergente de Asistencia Respiratoria (CEAR) o en el Hospital Evita, para poder percibir las guardias, pero la respuesta oficial fue negativa.

“Para pagarnos las guardias nos dijeron que eligiéramos tres trabajadores que supuestamente sobran del servicio. Eso es inaceptable”, dijo Morales. El personal se declaró en alerta y movilización el viernes pasado, sin embargo no hubo acercamiento. “No nos bancamos mas el ninguneo”, concluyó el delegado.