La idea de producir mates artesanales surgió como necesidad después de quedarse sin trabajo.


El joven Gabriel Romero es un artesano de la localidad de Luan Toro que trabaja hace más de 10 años realizando mates en madera de caldén de diferentes modelos.

Residía en Victorica, hasta que se quedó sin trabajo y tomó la decisión de irse a vivir a Luan Toro, a pocos kilómetros, para poner su propio su taller con las primeras herramientas con las que contaba, un torno casero.

Comenzó produciendo varios modelos de mates, siempre en madera de caldén, a los que luego les agregó detalles decorativos en alpaca, para luego fabricar también azucareras, bombillas y cuchillos.

Uno de los modelos de mate que produce Romero (Vía Santa Rosa)

Actualmente vende al por mayor a todo el país con una producción mensual de unos mil mates, que se comercializan a un valor aproximado a los 350 pesos, dependiendo del modelo, y con un menor precio si la compra es mayorista.

Romero fue beneficiado, hace unos tres años, con un crédito de la Ley de Promoción Económica de 300 mil pesos, por parte del Gobierno de La Pampa, lo que le permitió construir un nuevo taller para la producción de sus mates.

Desde el Gobierno, consideran fundamental ayudar a promocionar y vender este tipo de emprendimientos pampeanos, sobre todo cuando los beneficiarios son personas jóvenes.






Comentarios