El secretario de Trabajo del Gobierno de La Pampa, Marcelo Pedehontaá, confirmó que mediante un acuerdo firmado por representantes del sector gastronómico, a partir de este jueves y durante el fin de semana se extiende el horario comercial para bares y restaurantes en Santa Rosa, General Pico y Toay.

La medida que extiende el horario permitido hasta las 24 horas, que había sido pedida por los gastronómicos ya que estaban autorizados hasta las 22 y se tuvo en cuenta que la gente sale a comer tarde, contempla una tolerancia de media hora y se amplía hasta la 1 de la mañana el permiso para circulación de personas.

La excepción rige para este jueves, viernes, sábado y domingo, ya que el próximo lunes vence la Fase 2 impuesta por un decreto del Gobierno y, en función de las medidas que se tomen para la cuarentena, se verá el camino a seguir con la gastronomía.

Los firmantes apelaron a la responsabilidad social (APN)

Se explicó que el acuerdo fue fruto del consenso logrado con la Asociación Hotelera y Gastronómica de La Pampa, y la Comisión Gastronómica de la Cámara de Comercio, Industria y Producción, y que se aplicará "respetando a rajatabla las indicaciones del cuerpo epidemiológico".

Los representantes de los sectores, Santiago Amsé, Gustavo Cueto, Miguel Felice y Henry Costilla, que firmaron el acuerdo junto a Pedehontaá, se comprometieron a "potenciar las medidas de prevención, posibilitando la utilización de los espacios generados al aire libre en cuanto a la capacidad, distribución de mesas y clientes".

Los firmantes destacaron que se tuvo en cuenta la baja en la detección de casos positivos en los últimos días, que aumentó el tiempo de duplicación de los casos, y que no hay registros de contagios en los locales gastronómicos.

Por último, hicieron una fuerte apelación a la responsabilidad social de la gente aplicando estrictamente los protocolos y manteniendo un riguroso control de trazabilidad ante la necesidad de determinar los contactos en la eventualidad de que se registre algún contagio.