Esta madrugada, a los 73 años de edad, falleció el exboxeador pampeano Miguel Ángel Castellini, que fue campeón mundial en la categoría superwelter de la Asociación Mundial de Boxeo, víctima del coronavirus, tras haber permanecido internado 10 días en un hospital porteño.

Fuentes médicas confirmaron que el deportista estaba en el Hospital Fernández en la Capital Federal, en el que había sido alojado con una neumonía, y durante su internación se contagió de Covid-19, lo que agravó su estado de salud.

Castellini nació el 26 de enero de 1947 en Santa Rosa, capital de La Pampa, y en los comienzos de la década del 70 se destacó en el boxeo nacional como una de las figuras más convocantes del Luna Park merced a su poderosa pegada, que le valió el mote de "Cloroformo".

El 8 de octubre de 1976, Castellini conquistó en Madrid la corona del mundo de la categoría, triunfando por puntos ante el español José Durán, pero el título lo perdería el 5 de marzo de 1977, en su primera defensa, ante el nicaragüense Eddie Gazo.

Castellini tenía un gimnasio de boxeo en el centro porteño (Infobae)

Se retiró el 20 de septiembre de 1980, a los 33 años, enfrentando en el Luna Park por segunda vez al ya excampeón del mundo Gazo, donde ganó el combate por nocaut técnico en el noveno asalto, y que fue el desquite de aquella pelea en la que había cedido la corona ante el mismo rival.

El boxeador, que desde hace años tenía una academia de boxeo en el centro porteño, había sufrido varios accidentes cerebro vasculares (ACV), el primero en el año 2012. Fue parte de la época dorada del deporte argentino en los 70's y realizó un total de 94 peleas, de las cuales ganó 74, con 51 nocauts, perdió ocho y empató 12.

El viceministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, lo despidió en Twitter con un sentido mensaje: "A los 73 falleció por Covid el campeón Miguel Ángel Castellini, Cloroformo. Gracias por la generosidad y los consejos. Un abrazo muy grande a la familia, amigos y alumnos".