Lo anunció el gobernador Ziliotto en una conferencia de prensa realizada en la tarde de este martes.


En una conferencia de prensa realizada este martes desde el Salón de Acuerdos de Casa de Gobierno, el gobernador Sergio Ziliotto anunció que se dispuso la vuelta a la Fase 1 de la cuarentena para las ciudades de Santa Rosa, Macachín y Toay, además de Catriló, que ya estaba en ella desde el viernes pasado.

Del anuncio participaron también el vicegobernador, Mariano Fernández, el ministro de Salud, Mario Kohan, el presidente del Superior Tribunal de Justicia, Roberto José Sappa, y los diputados Julio González (Frejupa), Martín Ardohain (Propuesta Federal) y Francisco Torroba (UCR).

Ante la cantidad de contagios por coronavirus registrados en los últimos días, Ziliotto culpó a la “irresponsabilidad de un grupo minúsculo de la sociedad. Esto no se disparó por la apertura de la actividad económica ni por el control del Estado. Se disparó por los irresponsables”, sentenció.

“Acabamos de tener una reunión con el Comité de Crisis. Estamos viviendo horas difíciles en La Pampa. Lo que se temía y por lo cual trabajamos para que no sucediera, ha sucedido. En una semana hemos acumulado un sinnúmero importante de casos positivos, con todas las consecuencias que eso significa en cuanto al desarrollo de la enfermedad y la aparición de contactos estrechos. Y lamentablemente, como siempre lo planteamos, el virus entró de afuera“, dijo Ziliotto.

Un momento de la conferencia de prensa realizada este martes (Vía Santa Rosa)

“Por eso, para restringir la circulación y focalizar la búsqueda activa, hemos decidido que el conglomerado Santa Rosa – Toay y Macachín pasan a Fase 1, igual que Catriló. Se suspende la circulación también entre localidades de la provincia de La Pampa“, afirmó.

Las actividades económicas permitidas a partir de las cero horas de este miércoles son las referidas a la alimentación, farmacias, servicios esenciales de mantenimiento de viviendas, ferreterías, comercialización agropecuaria, veterinarias, actividad bancaria, estaciones de servicio, registros públicos, obra pública, reparación de vehículos vinculados a actividades esenciales y transporte urbano para trabajadores esenciales.

Los dos primeros días habrá un fuerte control policial, explicándole a la gente las necesidades de la sociedad de cuidarse y sostener las actividades mínimas”, remarcó Ziliotto.

Para poder circular aquellos trabajadores de servicios esenciales, deberán contar con permisos que se solicitarán a partir del viernes y se podrán descargar a través de la pagina del Gobierno de La Pampa.

“Aquí no vamos a estigmatizar a nadie. Esto es producto de la irresponsabilidad social. Sabemos que no es lindo encerrarse, pero pensemos en cierta manera que todos somos responsables de lo que está pasando. Estamos a tiempo, lamentablemente debemos hacer un gran esfuerzo nuevamente. Estamos muy seguros de la decisión que tomamos. No es simpática la decisión pero la tomamos con mucha firmeza“, concluyó el gobernador.




Comentarios