Rocío González y Rocío Distel se conocieron en la cursada, se hicieron amigas, recorrieron juntas los años de la Facultad y terminaron juntas la carrera.


En el marco del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio por el Covid-19, la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam) realizó, entre el jueves y viernes pasados, los actos de colación de sus egresados de manera virtual con plataformas de videollamada, adaptando las funciones administrativas y académicas a esta “nueva normalidad”.

Y de esta forma recibieron sus títulos Rocío Distel y Rocío González, dos jóvenes pampeanas que se conocieron en la Universidad cuando en el año 2012 iniciaron la Licenciatura en Comunicación Social, se hicieron amigas inseparables y terminaron juntas la carrera.

Colación de grados en modo virtual (El Diario)

Rocío Distel, nacida en Conhelo, recordó el comienzo de la etapa universitaria: “el primer día de presentación fue muy formal, con muchos nervios, porque era algo muy diferente, el paso del secundario a la universidad es enorme“, relató.

En nuestra carrera era todo nuevo, era ir probando si esto funcionaba o no. Tuvimos muchos compañeros que tenían experiencia en medios, en agencias de noticias, en trabajos de comunicación institucional, y eso nos ayudó un montón”, señaló.

Rocío Distel (Facebook)

Rocío González, su compañera y mejor amiga, oriunda de Ataliva Roca, dijo que “fue una etapa muy linda estudiar en una universidad pública. Te llena de orgullo, de satisfacciones, de conocimientos, me pone muy feliz haber estudiado y terminado ahí, y haber cursado con Ro desde el primer día y terminar juntas. Es muy lindo porque es una gran compañera, una gran persona que me dio la carrera, y una gran amiga con la cual siempre nos entendimos muy bien”.

Distel agrega que “Ro me ayudó un montón, si bien pensamos bastante parecido en algunas cosas, es alguien totalmente diferente a mí, y fue lindo encontrarla“.

Las dos “Ro” (Facebook)

En relación al acto virtual de entrega de diplomas, González dijo que atravesó “una mezcla de sensaciones, porque más allá de la felicidad de recibir el título y cerrar esta etapa linda, el estar sola, hacer un acto virtual, te pone un poco triste. Por lo menos pudimos tener esa opción de tener un acto y poder compartirlo a través de la pantalla con nuestros amigos y familiares, es algo que a mí me puso muy feliz, me emocionó un montón”, detalló.

Rocío González (Facebook)

Explicó, además, que “cuando arrancó todo esto, pensé que no íbamos a tener acto, que nos enviarían el título a domicilio, que la verdad iba a ser mucho más frío, más feo. Así que contenta que por lo menos por la computadora pudimos hacer el acto. Fue una manera de estar más conectados con todos. Estuve conectada a través de mensajes con familiares de Buenos Aires, con una amiga que está en el campo que me estaba viendo. Creo que estuvimos más conectados que si hubiéramos tenido el acto, que seguramente hubiese sido con poca gente”, puntualizó González.

Por su parte, Distel comentó que “nuestros trámites habían finalizado en marzo, entrábamos en la colación de abril, y a mediados de marzo se anuncia esta cuarentena total, no sabíamos bien qué iba a pasar con nuestro título. La Universidad en eso nos acompañó. Entonces cuando se dio todo esto, con la suspensión de actos masivos, nos envió un par de mails para ver qué nos parecía, que se estaba evaluando la forma, si era virtual o una entrega personal”, explicó.

Las dos “Ro” (Facebook)

Por último, la nativa de Conhelo dijo que “imaginaba un acto formal en el Aula Magna con todo el protocolo, pero no fue tan diferente. Yo tenía mucho miedo que se trabara la compu, por ciertas cuestiones de la virtualidad, pero fue bastante ordenado y me parece que nos vamos a tener que adaptar a este tipo de plataforma“, concluyó.

Las dos “Ro”, las amigas que el destino unió en la Universidad, que les permitió disfrutar a la par una de las mejores etapas de sus vidas y que seguramente recordarán eternamente por haber recorrido juntas ese camino y haber terminado juntas recibiendo el diploma virtual en plena cuarentena.




Comentarios