La mujer iba en un Ford Ka desde General Acha hacia Santa Rosa junto a un hombre y una nena de 3 años.


En un episodio cinematográfico, el pasado domingo, cuando se habían habilitado los reencuentros familiares en La Pampa, una mujer que viajaba en un Ford Ka desde General Acha hacia Santa Rosa, escapó de dos controles policiales hasta que fue detenida.

Todo comenzó sobre las 14 horas, cuando el automóvil conducido por la mujer y acompañada por un hombre y una nena de 3 años, fue detenido para su inspección en el puesto caminero Padre Buodo, a unos 80 kilómetros al sur de Santa Rosa.

Como la conductora no pudo exhibir el registro de conducir, se puso nerviosa, encendió el vehículo, ingresó a la estación de servicios ubicada frente al control caminero y luego comenzó a escapar por la Ruta Nacional N° 35 con dirección norte, tal como lo informó Noticias del Sur.

A unos 20 kilómetros de allí, en el puesto caminero de Ataliva Roca, fue nuevamente detenida mientras el personal policial intentaba persuadirla de que desistiera del escape, teniendo en cuenta que circulaba con la niña a bordo, pero sin embargo, nuevamente se fugó por caminos vecinales y luego volvió a retomar la Ruta 35.

Con otras patrullas en alerta, personal policial de Toay desplegó un operativo en el cruce de la Ruta Provincial N° 14 con la 35, en el Bajo Giuliani, a solo 10 kilómetros de Santa Rosa, donde finalmente pudieron detenerla.

En el lugar, el vehículo fue sometido a la inspección con perros entrenados, los que indicaron la presencia de una sustancia que resultó ser una bolsa con marihuana escondida en el interior, por lo que a la conductora se le iniciaron causas por resistencia a la autoridad, tenencia de estupefacientes, fuga y circular de manera temeraria.




Comentarios