Después de cuatro meses, el Ministerio de Salud decidió descartar la confirmación de casos de coronavirus por criterio clínico epidemiológico. Esto implica que será necesario un test para el diagnóstico positivo de la enfermedad. Dentro del nuevo protocolo se incluye una aislamiento más breve para contactos estrechos que cumplan con ciertas condiciones clínicas.

En la guía de atención que se consensuó la semana anterior se destaca que el riesgo de transmisión de COVID-19 cae al 1% pasados diez días. De esta manera, los médicos podrán levantar la cuarentena si la persona no presentan síntomas a lo largo de ese período luego de haber estado con el paciente infectado.

Como complemento para hacer el seguimiento en estas situaciones, las autoridades ordenan continuar con el monitoreo hasta alcanzar dos semanas. Mientras tanto, se debe cumplir a rajatabla con las medidas de prevención como el uso correcto del barbijo y el distanciamiento social.

La cuarentena corta no se aplica para quienes den positivo por coronavirus.

Por otra parte, el Gobierno provincial resolvió evaluar por análisis de laboratorio a todas las personas que tengan dos o más síntomas compatibles para determinar si contrajeron la enfermedad. De esta manera, ya no reportarán diagnósticos sin una prueba PCR u otro test similar.

El criterio clínico epidemiológico se implementó a mediados de septiembre, cuando la transmisión del virus se aceleró y un mes más tarde se llegó a la peor situación epidemiológica relevada desde el inicio de la pandemia. Ahora, los especialistas decidieron cambiar la estrategia ante los niveles actuales de contagio.