Santa Fe: Entraron a robar a un local, hicieron picnic adentro y huyeron con 30 kilos de milanesas

El local ya fue robado tres veces en dos meses.
El local ya fue robado tres veces en dos meses.

El lugar ya había sufrido dos robos en diciembre y los dueños denuncian que los delincuentes pasaron varias horas adentro consumiendo productos y fumando.

Es la tercera vez en poco más de un mes que delincuentes entran a robar a un local ubicado en Ituzaingó al 1900 de la ciudad de Santa Fe. Esta vez, no conforme con el atraco, los ladrones se quedaron algunas horas en el lugar y aprovecharon para hacerse un picnic, fumar marihuana y tomar cerveza, antes de huir con el botín.

El dueño de “La Verdad de la Milanesa”, contó que el hecho sucedió el pasado viernes a las 23:30 y explicó que entre lo robado hay un televisor, 30 kilos de milanesas y dos barras de queso muzzarella. Lo insólito es que, al entrar al lugar, el personal se encontró con varios elementos que hicieron entender que se tomaron un tiempo para relajarse mientras delinquían. “Esta vez, los ladrones estuvieron acá entre tres y cuatro horas, porque sino no hubieran podido sacar las cosas como lo hicieron”. Comentó Josías, el dueño del local; y agregó: “Cuando llegamos había latas de cerveza, colillas de cigarrillos y restos de porro”.

Durante las horas que estuvieron allí, los delincuentes “desenchufaron todo y sacaron los artefactos”, detalló. Además, explicó que tuvieron que romper puertas para sacar algunos elementos.

¿Cómo fueron los anteriores robos al local?

Con esta, es la tercera vez que el local sufre un hecho delictivo con sustracciones. “Te arruinan y tenés que seguir. No terminamos de pagar lo que nos robaron el mes pasado y ahora tenemos que volver a gastar en los arreglos. La verdad es que estamos haciendo malabares para poder volver a abrir”, expresó el dueño.

Los robos previos fueron el 15 y 18 de diciembre. La primera vez los ladrones ingresaron por la reja donde se despachan los pedidos de comida y se alzaron con una importante suma de dinero con la que debían pagarle a proveedores. En esa ocasión cortaron candados y rompieron vidrios. Tres días después volvieron a ingresar por el mismo lugar y se llevaron un celular y dinero que había en la caja.

Temas Relacionados