La extensión de las clases virtuales en la provincia por la pandemia de coronavirus generó un nuevo reclamo de Amsafe. El gremio que representa a personal de establecimientos públicos pidió la suspensión de la presencialidad de docentes en Santa Fe como parte de las restricciones sanitarias.

//Mirá también: La Provincia confirmó la continuidad de las clases virtuales

Desde el gremio argumentan que la prórroga del cierre de las aulas hasta el viernes 11 de junio en toda la provincia es sólo para estudiantes. “Esta situación pone en riesgo la salud de las y los trabajadores y sus familias en un contexto crítico”, manifestaron este sábado a través de un comunicado.

A través del texto que lleva la firma de la secretaria general Sonia Alesso, el sindicato advirtió que la asistencia de docentes a la escuelas no es “solución para la tarea pedagógica”. Al respecto, argumentaron que “la mayoría tienen escasa o nula conectividad” para garantizar el contacto con alumnos y alumnas.

//Mirá también: Perotti oficializó qué se podrá hacer y qué no la semana que viene

“Hoy cuidarnos y cuidar a los demás significa disminuir al máximo la circulación y las actividades presenciales”, plantearon desde Amsafe en cuanto a la situación epidemiológica en la provincia. Así exigieron a las autoridades que revisen la normativa vigente a partir del lunes “en resguardo de la salud de docentes, asistentes escolares y comunidad en general”.

La comunidad docente fue incluida entre los primeros grupos prioritarios en el plan estratégico de vacunación contra el coronavirus en Santa Fe. Desde el Gobierno destacan que lograron una altísima cobertura en la campaña para proteger a quienes trabajan en las escuelas.