En vísperas de que la Nación defina nuevas restricciones por la segunda ola de la pandemia de coronavirus, el gobernador Omar Perotti se manifestó a favor de reducir la circulación nocturna en Santa Fe. La medida ya fue discutida el último domingo con intendentes y presidentes comunales.

El rafaelino opinó que es “lógico volver al horario anterior”, en relación a la normativa que se había aplicado hasta el inicio del verano. Al respecto, admitió que se trata de una de las “sugerencias más fuertes” en todo el país y advirtió que será difícil tomar decisiones con uniformidad en la provincia. “Nunca la tuvimos desde el punto de vista epidemiológico”, remarcó.

El titular de la Casa Gris entiende que la restricción nocturna es viable a medida que “se achican los tiempos de luz y temperatura agradable” luego de la llegada del otoño. Al mismo tiempo, apuntó que “el aire libre sigue siendo el elemento central” para sostener la mayor cantidad de actividades habilitadas en medio de la emergencia sanitaria.

Por otro lado, Perotti puso reparos ante la posibilidad de suspender las clases por el incremento de contagios. En un reportaje con Radio 2, apoyó la aplicación de los protocolos definidos a nivel nacional para prevenir el COVID-19 y señaló que “el cuadro epidemiológico en cada localidad es lo que va a a marcar el nivel de actividad” en las escuelas.