A la espera de que los indicadores sobre coronavirus permitan ampliar las clases presenciales, entregarán celulares y planes de datos en escuelas rurales de Santa Fe. La medida se anunció este miércoles como parte de un plan de conectividad en el marco de la pandemia.

//Mirá también: En las grandes ciudades de Santa Fe sólo regresaron clases presenciales de nivel inicial

El programa beneficiará a 237 establecimientos de la provincia y apunta a 4.000 estudiantes de primer año de secundaria. Junto con los teléfonos, asignarán becas mensuales de 1.000 pesos para garantizar el acceso a Internet en 229 localidades.

La ministra de Educación de Santa Fe, Adriana Cantero, planteó que hay “derechos vulnerados” debido a las restricciones sanitarias por COVID-19. Así definió las dificultades para “acceder a la tecnología y poder seguir en la educación a distancia con otros recursos”.

//Mirá también: Se suman 107 localidades habilitadas para dar clases presenciales en Santa Fe

“Inauguramos una línea de acción con el objetivo de conectar con arraigo”, remarcó la funcionaria. Por otra parte, adelantó que antes de que termine el ciclo lectivo 2021 podrán cubrir “toda la educación básica del nivel secundario, es decir primeros y segundos años”.

Por otra parte, la cartera educativa evalúa “la posibilidad de entregar en comodato dispositivos digitales en una política pública que intenta siempre ir universalizando las intervenciones”. Por lo pronto, este programa implica una inversión de 80 millones de pesos.

Políticas de conectividad educativa en Santa Fe

El plan de conectividad se lanzó para apuntalar la alternancia del sistema bimodal de clases por la pandemia de coronavirus. Según un informe del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), el 72% de las escuelas santafesinas no tenía acceso a Internet para uso pedagógico antes del inicio de la pandemia.

Dentro del 28 por ciento con conexión online para uso pedagógico, dos de cada tres cuentan con servicios malos o muy malos.

En cuanto a las becas de conectividad, el Gobierno de Santa Fe precisó que cada estudiante recibirá 6.000 pesos a abonar en dos tramos en julio y septiembre para cubrir el segundo semestre.

El secretario de Educación provincial, Víctor Debloc, dijo que la entrega de los dispositivos es “un bien igualador y solidario porque lo recibe la familia, y sabemos que hay otros hermanos de esa familia que también podrán ocupar este beneficio siempre con una característica específica que es el uso educativo y pedagógico”.