Colón festeja, Santa Fe está de fiesta y el Pulga Rodríguez cumplió la promesa que le hizo al presidente sabalero, José Vignatti, de sacar campeón al conjunto santafesino. A los 36 años, Luis Miguel se consagró campeón del fútbol argentino pero dejó sin aliento a todos cuando se le cayó el “copón” de cerveza para los festejos.

//Mirá también: Los tantos de la goleada de Colón para gritar campeón

El Pulga es uno de los futbolistas más queridos del fútbol argentino y por eso todos festejan su consagración a pesa de que tuvo que salir lesionado en el segundo tiempo de la final con Racing. Desde afuera y con barbijo el futbolista explotó de alegría al escuchar el pitazo final y el histórico 3-0 que consagró a Colón campeón por primera vez en sus 116 años de historia.

Lo soñé muchos años. Uno juega desde chico, buscando la posibilidad... Yo salí campeón en B Nacional, en el Argentino A, pero nunca esto”, dijo y fue contundente en cuanto a la importancia de esta consagración: “No hay plata que valga, la gloria no se compra. No hay plata que compre esta felicidad”.

El Pulga Rodríguez y los festejos de Colón campeón.Twitter

//Mirá también: La consagración de Colón: “Dimos un golpe de autoridad”

Ahora quiero festejar, disfrutar, con esto... mirá: la copa. Una alegría inmensa”, bromeó cuando le entregaron una gran copa llena de cerveza, pero no se imaginaba que iba a terminar volcada en el suelo porque el vaso se rompió. No hay plata que compre la felicidad del pueblo sabalero ni birra derramada que saque las ganas de festejar el primer título del conjunto de Eduardo Domínguez que hizo historia.