Una semana después de que la Justicia provincial ordenara la intervención de Vicentin, el Gobierno de Santa Fe decidió renunciar a la iniciativa para controlar la empresa. Al Ejecutivo le asignaron uno de los puestos para conducir a la firma, pero argumentan que no están dadas las condiciones para cogestionar en Avellaneda durante el concurso preventivo de acreedores.

El secretario de Justicia de la provincia, Gabriel Somaglia, confirmó que tanto la Inspección General de Personas Jurídicas (IGPJ) como la Fiscalía de Estado realizarán sendas presentaciones en rechazo de la medida dictada en los Tribunales de Reconquista.

Al respecto, señaló que la resolución incluye los mismos argumentos que esgrimió la Casa Gris cuando quiso implementar un plan propio después de la fallida iniciativa del Ejecutivo nacional. “Es una lástima que hoy venga a admitir los errores que habíamos señalado”, comentó el funcionario sobre la decisión del juez Fabián Lorenzini.

En un reportaje con LT8, el representante del Gobierno de Santa Fe adelantó que la titular de la IGPJ, María Victoria Stratta, no asumirá el rol de subinterventora propuesto por el magistrado para trabajar de manera provisoria. A su vez, la administración de Omar Perotti tampoco designará a otra persona para tomar la posta durante los 90 días de plazo fijados por la Justicia.