El juez del concurso de la agroexportadora Vicentin, Fabián Lorenzini, decidió este jueves la intervención de la conducción de la empresa mediante la designación de dos coadministradores y “sin desplazamiento del actual directorio”. Será por un plazo de 90 días, en los que se prohibió modificar “la tenencia y composición” del capital accionario.

El titular del Juzgado Civil y Comercial N°2 de Reconquista tomó esta determinación por la “omisión recurrente y sistemática de brindar informaciones” requeridas por el Juzgado a la cerealera en default.

Quien puso al frente de la intervención es Andrés Shocron, uno de los veedores de parte de los acreedores de la compañía, y quien tendrá facultades similares a las del presidente del directorio. Es así que deberá ser él quien avale todo acto administrativo.

Además se resolvió que como subinterventor deberá ser el Poder Ejecutivo provincial quien designe a alguien a cargo, y hasta tanto el cargo será ocupado por María Victoria Stratta, integrante de la Inspección General de Personas Jurídicas (IGPJ).

Aunque prohibió la modificación del capital accionario, el juez sí permitió dar curso a contratos de negocios como los que celebró este jueves con Oleaginosa Moreno y Renova. Fuentes judiciales se encargaron de diferenciar esta intervención, más de tipo administrativa, de la postulada en su momento por el Gobierno nacional, que pretendía tomar el control total de la empresa.