Como consecuencia de la explosión en la Jefatura de la Unidad Regional I de Santa Fe, cuatro policías terminaron heridos y fueron trasladados al Hospital Cullen, dos de ellos están en grave estado.

//Mirá también: La explosión en la Jefatura santafesina se dio donde había 2.800 kilos de pirotecnia

Según el parte médico, un oficial de 35 años, que fue el primero en ingresar, es el que está en estado crítico. “Es un paciente con quemadura de vía aérea, en el rostro, en el cuello, quemaduras en ambos miembros superiores y de genitales. Al tener quemada la vía aérea hubo que colocarlo inmediatamente en asistencia respiratoria mecánica”, detalló Juan Pablo Poletti, director del hospital.

Al mismo tiempo, se le realizaron diferentes estudios para descartar que no presente más lesiones de gravedad, pero fueron descartadas: “El paciente ya ingresó a terapia, teníamos cama, y ahora permanece en estado delicado”, informó.

El segundo agente en ingresar tiene 43 años, este lo hizo lucido con “quemadurs en rostro, cuello, miembro superior, mucho en las manos y dispersas en el torso y genitales”. Este tiene más esquirlas que su compañero pero “ninguna penetrante”, y se encuentra en terapia a la espera de que se le realicen otros estudios para descartar lesiones: “No se descarta que requiera intubación”, señaló.

//Mirá también: Identificaron al delincuente que se filmó con un arsenal de guerra

En cuanto al Jefe de la Brigada, Poletti comentó que está fuera de peligro y explicó que “había inhalado restos de hollín y quema de la explosión” por lo que seguirá en observación.