La Justicia provincial confirmó este domingo la apertura de una causa penal por daño calificado y resistencia a la autoridad tras el arresto de una mujer que rompió una camioneta con un matafuegos en Santa Fe. Tras la difusión del video, trascendió que tenía relación con el abogado al que pertenece el vehículo.

//Mirá también: Una mujer rompió camioneta de alta gama con matafuegos y el video se viralizó

El episodio tuvo otro desenlace paralelo al de las grabaciones virales. Los hijos del letrado de 67 años fueron a buscarlo al edificio frente al cual estaba la BMW X3 y lo encontraron desmayado. Desde allí lo llevaron al Hospital Cullen y presumen que sufrió un accidente cerebrovascular (ACV).

La investigación sobre lo ocurrido sobre Bulevar Gálvez al 1400 quedó en manos de la fiscal Lucila Nuzzo, quien solicitó pericias toxicológicas para Yésica Martínez en el marco de la pesquisa. Entre la información provista por la policía se destaca la denuncia de que golpeó a una de las agentes que la llevó demorada.

//Mirá también: Repudian por xenófoba a una pasajera de colectivo en Rosario en un video viral

Según fuentes consultadas por Clarín, la mujer de 37 años mantenía una relación informal con Raúl Berizzo y la familia de este último dio cuenta de conflictos previos. Sin embargo, no tenían indicios de antecedentes con el nivel de violencia que se pudo ver este sábado.

Amenazas y agresiones en el centro de Santa Fe

Uno de los hijos del abogado insultó a Martínez al llegar al lugar junto a la Policía y le advirtió que la camioneta valía “diez millones de pesos”. A continuación, la amenazó y le dijo: “No te pego porque sos mujer”.

A partir de la notificación al Ministerio Público de la Acusación (MPA), las fuerzas provinciales reportaron que la detenida no sólo forcejeó cuando se la llevaron en el patrullero. También hubo forcejeos en la comisaría a la que la llevaron para identificarla como parte del procedimiento.

Por otra parte, uno de los hijos de Berizzo tuvieron que llamar a un cerrajero para entrar al departamento porque no atendía el celular ni los llamados a la puerta de ingreso. Una vez que entraron, encontró a su padre desvanecido en la habitación.