Crimen del chofer de cadetes en Santa Fe: descartan problemas de salud mental

Martín Kunz fue imputado por la muerte de Rubén Walesberg y privación de libertad de alumnos del Liceo Belgrano.

El joven de 19 años fue entrevistado dos veces luego del arresto sobre la Ruta Provincial 1.
El joven de 19 años fue entrevistado dos veces luego del arresto sobre la Ruta Provincial 1. Foto: Clarín

Luego del asesinato del chofer que llevaba a estudiantes del Liceo Militar General Belgrano, la Fiscalía Regional de Santa Fe descartó problemas de salud mental como atenuantes de la agresión por la que detuvieron a Martín Kunz. El muchacho fue imputado este domingo por homicidio criminis causa en relación a la muerte de Rubén Walesberg (70) y se le atribuyeron otros delitos.

“Hasta este momento no tenemos constancia de ningún diagnóstico psiquiátrico”, señalaron desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) sobre el joven de 19 años. Por otra parte, confirmaron que todos los adolescentes que iban en la camioneta hacia San Javier conocían al muchacho “en mayor o menor medida”, a pesar de la diferencia de edad.

La fiscal Ana Laura Gioria precisó que Kunz fue entrevistado dos veces antes de la audiencia en los Tribunales provinciales. La primera vez charló con una psicóloga y luego con personal de la guardia de salud mental. Al respecto, la funcionaria comentó: “En ambas ociasiones dijo que nunca recibió tratamiento de ningún tipo”.

Así como se le atribuye el homicidio criminis causa de Walesberg, el estudiante oriundo de Humboldt afronta otras cuatro imputaciones con la misma calificación provisoria en grado de tentativa. Así definió el Ministerio Público de la Acusación (MPA) la agresión a cuatro de los nueve pasajeros que llegaron hasta la panadería La Perla de Colastiné.

Gioria planteó que el asesinato del conductor de la Renault Master Minibús fue perpetrado junto con la privación ilegítima de la libertad de una parte del grupo de estudiantes que iba hacia el norte por la Ruta Provincial 1. “Tres de ellos pudieron quedarse abajo”, ratificó sobre los chicos que tienen entre 13 y 17 años.

Un alumno fuera del liceo y una cuchilla secuestrada

Antes de la segunda audiencia programada este martes para discutir las medidas cautelares en la causa, los testigos consultados por el MPA señalaron que Kunz subió al vehículo “portando una cuchilla de importantes dimensiones”. Un arma blanca similar fue hallada por la policía a cinco kilómetros de la panadería, donde lograron detener al presunto agresor.

La mayoría de los estudiantes del Liceo Militar General Belgrano ya prestaron declaración ante la Justicia provincial. A partir de otra entrevista al director de la institución, comprobaron que el alumno no fue expulsado.

El crimen ocurrió este viernes frente a la panadería La Perla de Colastiné.
El crimen ocurrió este viernes frente a la panadería La Perla de Colastiné. Foto: Luis Cetraro

“En el último año tuvo algunos problemas de conducta que no me fueron especificados”, acotó Gioria sobre el diálogo con el teniente coronel Álvaro Cornejo Diez. Luego anticipó que pedirán más información sobre los antecedentes mediante los carriles formales.

Por lo pronto, la fiscal estableció que el joven de Humboldt “no estaba concurriendo” al liceo “ni cumplía con las actividades” académicas. Entre las preguntas sin responder en torno al caso, admitió que todavía falta reconstruir cómo llegó a la parada en la que mató a Walesberg e hirió a los demás cadetes.

Temas Relacionados