La ministra de Educación de la provincia de Santa Fe, Adriana Cantero, debió ser internada debido a complicaciones aparejadas por su contagio de coronavirus.

La funcionaria había dado positivo por COVID-19 el pasado 3 de febrero. Como consecuencia de ello, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, debió aislarse, dado que había mantenido un contacto con el funcionario nacional apenas unas horas antes.

Según un comunicado emitido por el Ministerio de Salud, se encuentra internada en sala general de un sanatorio privado de Rosario, por una neumonía basal.