La Corte Suprema de Santa Fe fue convocada este martes a las 11 a la audiencia para definir si se abre el proceso que puede terminar con la destitución del juez Rodolfo Mingarini a raíz de varias denuncias. En paralelo con la constitución del jurado se organizó una manifestación para pedir la remoción.

//Mirá también: Juez santafesino liberó a acusado de violación porque usó preservativo

En esta instancia, el jurado debe definir si es admisible la acusación del procurador general del máximo tribunal, Jorge Barraguirre. La misma se refiere a la resolución en la que el magistrado liberó a un imputado por violación tras advertir que había usado preservativo, aunque hay otros antecedentes.

Además de la participación de la Corte Suprema provincial con sus seis integrantes, la normativa contempla sumar cuatro personas más. Por los colegios de abogados de Rafaela y Reconquista designaron respectivamente a Héctor Ferrero y Julio Pagano.

El jurado que debe definir la admisibilidad del proceso de enjuiciamiento se completa con dos representantes del Poder Legislativo. De parte de la Cámara de Diputados se convocó al ex ministro de Seguridad de Santa Fe, Maximiliano Pullaro y por el Senado citaron a Armando Traferri, quien este lunes faltó a una audiencia imputativa en Rosario sobre corrupción y juego clandestino.

//Mirá también: Piden sanciones para el juez Rodolfo Mingarini, por liberar a un acusado de abuso

En el marco del reclamo para destituir a Mingarini, organizaciones feministas cuestionaron que sólo hay una mujer involucrada en la decisión sobre la apertura del proceso. Así se refirieron a la intervención de María Angélica Gastaldi como ministra de la Corte Suprema.

En caso de que se consideren admisibles las denuncias, Mingarini quedará suspendido provisoriamente. Además se le retendrá el 50% de sus haberes y se fijará un plazo para que pueda defenderse ante la acusación del procurador a través quien designe como su representante en el jury.