La Justicia de Santa Fe confirmó este domingo la condena a un hombre que admitió haber abusado de sus nietas. Según la investigación penal, sometió a una de ellas durante 12 años hasta que alcanzó la mayoría de edad. La otra también fue agredida sexualmente en diferentes oportunidades cuando empezaba su adolescencia.

La fiscal Alejandra del Río Ayala precisó que la primera niña fue víctima de los delitos desde que era “muy pequeña”. La pesquisa determinó que los episodios ocurrieron en el departamento de su abuelo, en el barrio El Pozo.

Fuentes del Ministerio Público de la Acusación (MPA) precisaron que la identidad del imputado no se dio a conocer para proteger a las víctimas, ya que tienen el mismo apellido que el agresor. La defensa acordó una condena a 10 años de prisión efectiva mediante un procedimiento abreviado que homologó el juez José Luis García Troiano.

En el marco de la investigación, Del Río Ayala estableció que una de las nietas sufrió abuso sexual simple entre 2017 y 2018. Los casos restantes fueron definidos como abuso sexual gravemente ultrajante y en ambas situaciones se consideraron los hechos calificados por el vínculo familiar.

De acuerdo a la fiscal, el abuelo de las víctimas atentó contra su integridad a través de su acción. La causa se cerró antes de la elevación a juicio oral a partir de la propuesta que consensuaron las partes para dictar condena.