Junto con la extensión de las restricciones sanitarias hasta el 8 de noviembre, el Ministerio de Salud de Santa Fe anunció que adquirió 110.000 test rápidos de coronavirus en busca de potenciar el rastreo durante la pandemia. La cifra representa casi dos tercios del total de notificaciones sobre casos confirmados y descartados.

Además de aspirar a un abordaje más efectivo de la situación epidemiológica, la cartera sanitaria destacó que la compra de los kit permite avanzar con la descentralización de los análisis por fuera de las pruebas PCR. Actualmente en la provincia hay seis laboratorios públicos habilitados para este último tipo de examen.

En cuanto al procesamiento de las muestras, las autoridades recordaron que los nuevos los test rápidos de antígenos permiten obtener el resultado en apenas 20 minutos y se emplean para evaluar a pacientes sintomáticos. "Hoy se debe reforzar la atención primaria para evitar que las personas que sean portadoras del virus ingresen a los efectores del segundo o tercer nivel", explicó el secretario de Salud, Jorge Prieto.

El distanciamiento y uso correcto de barbijo es fundamental para reducir el riesgo de contagio. (@gobsantafe)

De acuerdo al último parte oficial, la cantidad de camas críticas ocupadas en el sector público Santa Fe se encuentra en el máximo nivel desde el comienzo de la pandemia. Este domingo se portó que hay 259 pacientes en terapia intensiva y 241 requieren asistencia mecánica respiratoria.