Este lunes empieza una nueva etapa de aislamiento y distanciamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus. En Santa Fe no habrá cambios durante las próximas dos semanas respecto de las restricciones vigentes, según confirmaron las autoridades luego de reportar 1.405 casos y seis nuevas muertes al concluir el fin de semana.

Hasta el 8 de noviembre continúan suspendidas las reuniones familiares en todo el territorio provincial. En la capital y en Santo Tomé, así como los departamentos Rosario, Caseros, Constitución y General López, se mantiene la prohibición de la pesca y navegación tanto deportiva como recreativa junto con la actividad de clubes y guarderías vinculados.

A las regiones antes mencionadas se suman Rafaela, Sunchales y Esperanza como zonas afectadas por la limitación para circular a partir de las 20 y hasta las 6. Dentro de esa franja horaria sólo se permite realizar tareas esenciales y el uso del transporte público, taxis o remises.

Nueva modalidad de convivencia en Santa Fe by Via Rosario on Scribd

La ministra de Salud santafesina, Sonia Martorano, subrayó que la provincia arrastra un promedio de más de dos mil contagios diarios y que la nueva enfermedad "lentamente se está extendiendo hacia el centro y norte" de la bota. "Es el momento de extremar cuidados, es responsabilidad de todos. No podemos decir que estamos en el pico", advirtió.

La funcionaria fue la encargada de repasar la situación epidemiológica este domingo con 94.501 casos confirmados desde el inicio de la pandemia. Hasta el momento se registraron 1.016 muertes de personas infectadas con COVID-19 y la tasa de letalidad es de 1,08% mientras que el 80,1 por ciento de los pacientes se han recuperado.