El Gobierno provincial anunció este lunes una ayuda social a docentes reemplazantes de Santa Fe y asistentes escolares. El depósito se llevará a cabo a través de dos cuotas mensuales de $10.000 tras siete meses sin tareas debido a la pandemia de coronavirus.

El Ejecutivo decidió responder de esta manera a los reiterados reclamos de los trabajadores durante la emergencia sanitaria por COVID-19. El primer pago será en noviembre y se aplica para quienes hayan trabajado en 2019 pero aún no hayan tenido actividad este año.

Según el decreto 1.177 que lleva la firma de Omar Perotti, podrán cobrar aquellas personas que figuren en los cinco primeros lugares del escalafón de suplencias. Asimismo, el Ministerio de Desarrollo Social quedó facultado para extender la lista de beneficiarios, aunque no se modificará el monto antes mencionado.

La nómina inicial que dio a conocer la Casa Gris figura en el Anexo A de la normativa. Entre los requisitos que dispone el texto se destaca que los docentes no deben registrar otra ocupación a la fecha de la firma del decreto.

A principios de septiembre, a Legislatura había aprobado una iniciativa similar para que el Gobierno otorgara un bono extraordinario a reemplazantes y asistentes. Sin embargo, la misma fue vetada cuando aún estaba abierta la paritaria docente en Santa Fe.