La Provincia considera factible rehabilitar las clases presenciales donde se pueda crear una "burbuja comunitaria".


En la previa de la reunión con autoridades nacionales y de otros distritos, la ministra de Educación de Santa Fe, Adriana Cantero, estimó que las escuelas rurales son las que más chances tienen de retomar clases presenciales en el centro y norte provincial.

“Esta semana nos estamos reuniendo para identificar las comunidades preservadas que podrían empezar en la segunda quincena de octubre“, explicó la funcionaria sobre la situación actual. En segundo lugar marcó como prioridad el regreso de estudiantes de último año en el nivel primario y secundario, aunque en ese caso no trazó una fecha probable.

La titular de la cartera educativa recordó que “Santa Fe está en un punto crítico” en materia epidemiológica y eso impide pensar en la vuelta a las aulas en el corto plazo, sobre todo en las grandes ciudades. Respecto del riesgo sanitario que representa esa decisión, apuntó: “No podríamos producir mayor movimiento de gente”.

Cantero ratificó que el plan de la Provincia para reabrir escuelas rurales se basa en el criterio de crear una burbuja comunitaria. Es decir, habilitar aquellos establecimientos donde docentes y estudiantes pertenezcan a la misma comunidad. Así se evitarían los desplazamientos hacia otras localidades. “Queremos que no se expanda el riesgo de contagio“, argumentó en diálogo con Radio 2.

Desde el punto de vista pedagógico, la ministra reiteró que “nada sustituye la presencialidad”, pero la decisión de reanudar las clases sigue siendo epidemiológica. Sobre la perspectiva a futuro, afirmó: “El dinamismo del coronavirus nos obliga a no tener tantas certezas. Cuando llegue el momento, no vamos a dudar”.


En esta nota:

Educación Santa Fe


Comentarios